Qué hacer cuando la mesa entorpece el corte

Te proponemos la siguiente situación...

Solicitan nuestros servicios como cortador en un evento, concretamente una boda, en la que se van a servir un total de dos jamones. Previamente, se comprueban y preparan ambos productos, y se corta el primero de ellos, en la trastienda. A continuación salimos a comprobar que el punto que se ha establecido para que llevemos a cabo el corte de la segunda pieza esté en perfectas condiciones, y cumpla los requisitos para poder llevar a cabo de forma correcta y segura nuestra labor.

Comprobamos la iluminación, que haya platos, que la mesa en la que vamos a estar establecido no se mueva y otros muchos aspectos. Sin embargo, la mesa en la que tenemos que llevar a cabo el corte de la segunda pieza, no está en perfectas condiciones y se balancea con el más leve movimiento.

¿Cuál es la solución? Sin duda alguna, la única manera de arreglar este escollo en nuestro trabajo es cambiarla. Sin embargo, el responsable del restaurante nos informa que no disponen de más mesas, lo que hace imposible disponer de otra durante el evento. 

El Consejo
Partiendo de que el enfado no es una salida. Nos quedan dos opciones:

  1. Recoger las herramientas y abandonar el evento
  2. Seguir hacia delante, intentando hacer nuestro trabajo de la manera más profesional. De esta forma, tendremos que llevar a cabo un corte lo más suave posible, deslizando mucho el cuchillo. Cuando la loncha haya sido cortada, la cogeremos.

La conclusión a la que llega nuestro Maestro Cortador, Jesús Serrano es que estos hechos suelen ser, casi siempre, aislados y que se producen de forma puntual. Aunque, si es algo rutinario, la única solución reside en no volver.

Escuela Internacional de Cortadores de Jamón

Geolit, Parque Científico y Tecnológico
Calle Sierra Morena s/n, 23620, Jaén

T + (34) 953 96 14 14

M + (34) 635 627 290

info@escueladeljamon.com