Jamón envasado al vacío

Mucho se habla del jamón envasado al vacío...¿Pero qué hay de verdad en todo lo que se dice en torno al jamón envasado al vacío?

 

En el presente artículo trataremos de ilustraros y documentaros acerca de algo que genera un sinfín de de dudas y cuestiones a muchos amantes del pernil. Partiremos de la evidencia máxima de que no hay nada como el jamón recién cortado, y más si ha sido cortado a cuchillo. Esta es una verdad que nadie niega.

Sin embargo, por circunstancias de la vida, son muchas las ocasiones en las que nos vemos “obligados” a degustar jamón envasado al vacío. Pues amigos lectores, podéis estar tranquilos, podéis degustar ese manjar que es el jamón y disfrutarlo casi tanto como si estuviese recién cortado. Ahora bien, de su disfrute dependerá mucho la forma cómo se consume. Por esta razón, aprovechamos este artículo para transmitiros algunos consejos acerca de cómo degustar ese jamón envasado al vacío.

Pero antes, nos gustaría comentaros que el proceso de envasado al vacío permite que los alimentos conserven todas sus propiedades organolépticas; algo que, para el jamón, es muy importante.

Cómo degustar el jamón envasado al vacío para disfrutar de todo su sabor:

Es muy importante que el jamón se conserve en el frigorífico.
Hay que sacar el sobre con el jamón envasado al vacío unas 2 horas antes de su consumo.
Unos veinte minutos antes de ponerlo en la mesa, pasar el sobre durante 4 segundos bajo un chorro de agua bien caliente. Esto hará que el jamón sude un poco y desprenda la grasa intramuscular que le aporta sabor y textura.
Después del “baño”, abrir el sobre y dejarlo en reposo durante 20 minutos.
Disfrutar del jamón.
Si hasta ahora no habíais seguido este proceso para el consumo del jamón envasado al vacío, hacedlo, probadlo… y ya nos contaréis qué os ha parecido.

Y ahora, una vez somos conscientes de que podemos disfrutar (casi) tanto de un jamón recién cortado como de uno envasado al vacío, es el momento de enumerar algunas situaciones en las que nos vendrá “de perlas” disponer de unos sobres de jamón envasado al vacío.

En aquellas ocasiones en que no dispongamos de cuchillo jamonero ni de un soporte pero no queramos dejar de disfrutar de un jamón bien cortado.
En los viajes… ¿Quién dice que no se pueda disfrutar de un buen jamón al corte estando de viaje?
Si os gusta el jamón como a nosotros, pero no tenéis sitio en la cocina para tener un jamón allí “plantado” y, sin embargo, os apetece poder disfrutar del pernil en cualquier momento, ¡incluso cuando la charcutería está cerrada!
Y un sinfín de ocasiones más en las que, ante la imposibilidad de cortar el jamón nosotros mismos y justo antes de ser consumido, nos apetece poder degustar jamón al corte.
Como habéis comprobado, el consumo de jamón envasado al vacío no es una práctica delictiva ni reprobable; es más una cuestión que responde muy satisfactoriamente a las necesidades de consumo de muchos amantes del jamón.

 

Escuela Internacional de Cortadores de Jamón

Geolit, Parque Científico y Tecnológico
Calle Sierra Morena s/n, 23620, Jaén

T + (34) 953 96 14 14

M + (34) 635 627 290

info@escueladeljamon.com