Crónicas EICJ Madrid Diciembre 2016

En Crónicas EICJ os contamos de forma resumida las vidas de nuestros alumnos y cómo se entrecruzan entre sí. No ha sido fácil resumir seis intensos días de formación, por los que han pasado un total de 135 alumnos, pero hemos os hemos querido traer una pequeña muestra de lo que vivimos en cada curso, nosotros y ellos, la familia EICJ.

cronicas-eicj-madrid-diciembre-2016-1

David Raya nació en Barcelona, pero actualmente vive en Berlín, tiene una empresa de distribución de productos gourmet, entre los que se encuentra el jamón. “Aunque llevo dos años cortando, a mí siempre me ha gustado aprender. “Cuando vendes un producto tienes que conocerlo a fondo, tener un respeto al producto, sobre todo éste. El respeto es conocimiento y la formación es básica”, afirma David, que también nos cuenta que “en Alemania es más conocido el serrano que el ibérico, les cuesta ver la diferencia, aunque nosotros nos esforzamos en mostrársela. Hay que tener en cuenta que en Berlín se pagan los salarios más bajos de toda Alemania así que, por norma general, quieren pagar poco. Con suerte, en 10 años será una ciudad económicamente potente, pero es un cambio que se está produciendo lentamente”. Además de vender jamón, David también vende productos de charcutería ibérica, quesos artesanos y vino natural.

cronicas-eicj-madrid-diciembre-2016-2

Habitualmente también nos encontramos con grupos de amigos que deciden hacer nuestros cursos de formación, como estos tres amigos de Salamanca, uno de ellos es Víctor Hernández, que ha pasado 4 años en Escocia y volvió a España hace sólo dos meses. Su hermano Daniel también está haciendo el curso de Cortador Profesional y se dedica a la exportación de jamón. Está haciendo el curso porque tiene previsto lanzar un servicio de jamón al corte para diferentes eventos, junto con su amigo Javier, el trío que completa este grupo de amigos.

cronicas-eicj-madrid-diciembre-2016-03

Desde Talavera de la Reina y Santa Olaya llegan los hermanos Sergio y José María Fernández, también especialistas en deshuese, que además prestan servicios de corte. Ambos se manejan bien con el cuchillo, pero se decidieron a hacer el curso de Cortador Profesional para poder sacar un mayor aprovechamiento al pernil y profesionalizarse. Otro especialista en deshuese, Manuel Villanueva, alumno que actualmente corta bastante, pero al que en el curso, le ha sorprendido cómo finalizamos la pieza.

cronicas-eicj-madrid-diciembre-2016-04

¿Qué os parece regalar uno de nuestros cursos para estas navidades, reyes o cumpleaños? Esto es lo que hizo la mujer de Nacho Ibáñez. Él tiene una tienda en Montehermoso, Cáceres, y está empezando a vender jamón al corte. “Se agradecen las pausas que se hacen en el curso, con el fin de guiar al alumno paso a paso y, revisando los errores, no dejándonos solos ante el pernil”, nos cuenta Nacho.

cronicas-eicj-madrid-diciembre-2016-05

Si hay algo que nos demuestra el interés del alumno, es el hecho de hacer cientos de kilómetros para asistir a nuestros cursos. Como Mikel Arizmendi y Jesús Mari Oizueta, el primero, además tuvo el detalle de traer unos piquitos de pan, para que todos pudiesen picar mientras cortaban. Hay que tener en cuenta que, como en el caso de Mikel, muchos de nuestros alumnos han pasado toda la semana en sus trabajos, y han aprovechado su día de descanso para pasarlo cortando jamón, para después volver a casa, en este caso Donosti.  El segundo, Jesús Mari, viene desde Arantza, un pequeño pueblo en la comarca de las Cinco Villas, en Navarra. Acaba de terminar el curso y, después de diez horas de formación, aún le quedan ocho horas de autobús y una más en coche. Trabajó como matarife, y más tarde como representante de embutidos y lácteos, actualmente en paro, una empresa de Montánchez, Cáceres, le ha propuesto ser su representante en la zona. “Después de once años relacionado con el mundo del jamón, había catados cientos de ellos, pero el mundo del corte era desconocido para mí”, nos decía Jesús Mari.

cronicas-eicj-madrid-diciembre-2016-07

Y nos despedimos con un sueño, el de Jorge González, un venezolano que lleva año y medio en España, que ve en el jamón una gran oportunidad y sueña con montar una tienda de productos delicatessen en Chicago o Philadelphia.

Escuela Internacional de Cortadores de Jamón

Geolit, Parque Científico y Tecnológico
Calle Sierra Morena s/n, 23620, Jaén

T + (34) 953 96 14 14

M + (34) 635 627 290

info@escueladeljamon.com